domingo, 9 de septiembre de 2007

Los males nunca vienen solos

Que España es un país que va la cola en cuanto a acceso a internet (y hablo viendo las comparaciones con otros en cuanto a ancho de banda) no es algo que debiera pillarnos por sorpresa. Esta entrada es una pequeña reseña para hacer notar y dar a conocer porqué las empresas españolas de hosting no pueden competir con las extranjeras. Si es que los precios son una risa. Por 22USD (unos 18 euros, si mal no recuerdo) al AÑO puedes tener en Dreamhost una cuenta de hosting con 200 gb de disco duro (creo que te añaden un giga semanal) y 2048 gigas mensuales de tráfico (esto te lo aumentan en 16 gbs mensuales), un completo panel de control para tener manejar casi todos los aspectos (y cuando digo casi todos, es casi todos. Casi les falta un botoncito para poder reiniciar el servidor :P ). Con un soporte técnico bastante decente. Y aquí en España, ¿qué?, pues tenemos a Sync.es, que por 36€ anuales, nos da 1 giga mensual de transferencia de datos y 100 megas en disco duro (OOOO!!), Arsys.es lo mismo pero un poco más caro, Hostalia lo mismo...

¿Y los dominios? Los .com, .net y .org más baratos que he visto yo en España no bajaban de 7,80€. Pues que sepais una cosa, yo los compro por 2,49€ en DomainsAreFree.

Los servidores dedicados también son de risa. 99€ sin iva mensuales por un servidor mediano con un triste megabyte de upload. En Inglaterra, si mal no recuerdo, por la mitad te dan 10 veces más de caudal de subida.

Y asi vamos, que cuando tengo que comprar alojamiento aquí espero que me sableen por todos lados, porque encima muy pocos te ofrecen la posibilidad de ir pagandolo mes a mes, como mínimo un trimestre.

1 comentario:

Soulafein dijo...

Aquí además de una mierda de absolutamente todo lo relacionado con telecomunicaciones, peseteros :@